El 20 de noviembre de 1989, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Convención sobre los Derechos del Niño. En relación con el 30 aniversario de la Convención, UNICEF publicó recientemente un informe en el que se destacan los logros alcanzados en las tres últimas décadas en la creación de un mundo mejor para los niños vulnerables, al tiempo que se subraya que aún quedan muchos retos por superar.

    El informe es exhaustivo y equilibrado. Se han logrado avances en ámbitos como la tasa de mortalidad de menores de cinco años, el saneamiento, la inmunización, la educación y la igualdad de género.

    El informe concluye con una invitación a unirse a un diálogo mundial para aprender unos de otros lo que hace falta para preocuparse un poco más por lo que les ocurre a los niños, tanto a los de los demás como a los nuestros.

    En Both Ends Believing le agradecemos esta invitación. Aceptamos. Para empezar, afirmamos varias de sus afirmaciones:

    – «Subsanar la falta de datos sobre los derechos de la infancia es una prioridad urgente».

    – «Los niños más vulnerables suelen ser los que menos conocemos».

    – «La escasez de datos sobre la situación de los niños limita los esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer realidad los derechos de todos los niños.»

    Con el apoyo de Tyler Technologies, Both Ends Believing ha colmado este vacío con nuestro software Children First, que permite recopilar eficazmente datos sobre huérfanos y niños vulnerables, encaminarlos hacia una familia y prestarles apoyo para su seguimiento posterior a la colocación, ya sea reintegración o adopción.

    El informe de UNICEF expresa una preocupación: «Los logros conseguidos con tanto esfuerzo en favor de la infancia a menudo se pierden o se ponen en peligro en un mundo cambiante». Estamos de acuerdo. ¿Quién ayuda a los niños a navegar por un mundo cambiante? Familias.

    Otra preocupación: «Llegar al 10-20% de los niños más difíciles de alcanzar es el mayor reto de todos». Estamos de acuerdo. ¿Dónde residen de forma desproporcionada? En las instituciones. La transición del cuidado institucional a las familias podría elevar a estos niños más difíciles de alcanzar y más vulnerables.

    El informe afirma: «Es hora de aprender del pasado». Pues sí. Incluyamos a las familias como parte fundamental de la solución para que los niños vulnerables tengan la oportunidad de prosperar.

    Mi esperanza es que cuando UNICEF publique su informe con motivo del 40 aniversario de la CDN, contemos entre los logros más significativos del mundo la colocación de cientos de miles de niños en familias acogedoras. Both Ends Believing apoya hoy a los gobiernos para ayudar a hacer realidad este sueño.