Acerca de BEB

    A través de nuestra tecnología Children First Software, capacitamos a las autoridades gubernamentales para que los niños vulnerables tengan su mejor futuro, una oportunidad de crecer y prosperar en el seno de una familia afectuosa.

    Innovación

    El mejor software de su clase diseñado para capturar los perfiles digitales más completos de los niños en instituciones y orfanatos, activando un proceso de cinco etapas diseñado para llevar a los niños vulnerables a su mejor futuro.

     

    Una tecnología fácil de usar ofrece una visibilidad y un control sin precedentes a las autoridades centrales de los países en desarrollo, utilizando los mismos protocolos de seguridad de datos que los gobiernos estadounidenses.

     

    La aplicación móvil permite a los trabajadores sociales desplazarse a lugares remotos para registrar a los niños independientemente de la conectividad a internet, que a menudo es inexistente.

    Experiencia

    Formada por líderes tecnológicos con décadas de experiencia en el desarrollo e implantación de software que influye positivamente en el funcionamiento de las administraciones públicas.

     

    Servir de recurso para la formación, capacitar a las autoridades centrales con las mejores prácticas y presentar informes perspicaces.

     

    Catalizar el liderazgo del sistema a través de una red mundial única en su género de funcionarios de bienestar infantil de 28 países, con la participación de dignatarios y el intercambio de ideas que transforman el éxito en un país en éxito en otro país.

    Impacto

    Cada aplicación y cada donación tienen un impacto a gran escala que permite a cientos y miles de niños institucionalizados acceder a una familia afectuosa y a un futuro mejor.

     

    Condiciones cambiantes que impulsan un cambio sistémico positivo en el bienestar infantil, la vida de los niños y la sociedad global.

     

    Impulso de un país a otro, impulsando eficiencias que se traducen en el apoyo a más niños a un coste menor.

     

    Dar a los niños vulnerables la oportunidad de prosperar en el seno de una familia afectuosa, país por país.

     

    Defensa

    Defensores de los cuidados basados en la familia, aprovechando los programas informáticos que siguen los principios del Convenio de La Haya.

     

    Permitir eficiencias para reducir la duración de la estancia de los niños en instituciones, reduciendo posteriormente los daños físicos, conductuales y cognitivos.

     

    Contratar directamente con las autoridades centrales, facultando a los países para hacer lo que más conviene a cada niño e impulsando al mismo tiempo la transparencia y la rendición de cuentas.

     

    Servir de educadores sobre los efectos adversos de las instituciones y los orfanatos en los niños.